Etiquetas

,

[página 239]

Nochevieja de 1956

Estimado señor o señora:

Sin duda se sorprenderá al leer esta carta, pero me ha parecido oportuno adjuntar una nota sobre el texto para hacerle saber que no deseo que lo devuelva a las señas arriba detalladas, como sería lo habitual en estos casos. Por favor, disponga de todo esto con entera libertad; como verá, he usado la mayoría de los folios.

Es muy probable que en este momento mire usted a su alrededor, y se pregunte a quién de los pasajeros del número veintinueve pertenece todo esto. Al fin y al cabo cada mañana se encuentra con los mismos rostros al acudir al trabajo, quizá de se trate de alguien a quien reconoce. Siempre somos los mismos, eso está claro, y esto no puede llevar demasiado tiempo abandonado en el asiento, o el revisor lo habría cogido ya. Lo más probable es que yo todavía siga en el autobús (a no ser que hayamos dejado atrás el Dominion). Con todo, le diré que es difícil que me reconozca, pues nada en mi aspecto es llamativo o fuera de lo corriente. El único rasgo que acaso me identifique es que algunas mañanas, lo admito, me cuesta mantener una expresión serena, así que efectivamente está mirando a su alrededor, le recomiendo que busque a un caballero maduro cuyos ojos dan la impresión de no aguantar más. Un caballero cuyos ojos relucen. Si acaso da conmigo, por favor, le ruego que no me dirija la palabra. No en este autobús lleno de gente, no creo que me gustase. Si me habla, lo único que le diré será: “Estoy bien, gracias. Sí, últimamente estoy muy bien, gracias”.

Atentamente

FIN

Nota: 2. De interesante a rollazo.

MR. CLIVE & MR. PAGE
Neil Bartlett

Traducción de Antonio Padilla
Muchnick Editores

comentario en Lector Ileso

Anuncios