Etiquetas

,

[páginas 205-206]

Suplemento literario Ningún hombre queda durante quince años hechizado de tal modo por una mujer. Pero es que sólo gracias al orgasmo con estrellita de plata, que en su primera y última vez le robó el sentido al Vittorio Kowalski de quince años, el texto cobra su resolución. Tan solo por un beso interrumpido abruptamente.

Wolf Hass
Bueno, ¡beso y estar desnudos sobre el heno! Eso lo he escrito.

Suplemento literario ¡Estar acurrucados y acariciándose sobre el heno es suficiente! No querrá hacerme creer en serio que en su novela trata la tesis del orgasmo con estrellita de plata a lo largo de páginas que propaga en público los secretos sexuales de la difunta madre de Vittorio Kowalski sin querer llegar a algo en concreto. Eso sería como si Chejov al final no disparara con la famosa carabina que en el primer acto aparece apoyada contra la pared.

Wolf Haas Me gustaría tener una sola entrevista en la que no se citara en algún momento este rifle de Chejov.

Suplemento literario Además, Vittorio no se puede haber cargado al padre de Anni con un beso. Eso es…

Wolf Haas Es cierto es un poco desproporcionado. A mí también me molestó. Hubiera sido mejor “en la primera vez”.

Suplemento literario ¿Qué significa “hubiera”? Todo el texto está lleno de indicaciones de que el hijo heredó la tendencia a la entrega apasionada de su madre.

Wolf Haas ¿Cree usted que se puede heredar? ¿Una especie de defecto genético para follar? ¿O qué?

Suplemento literario Lo que yo crea no viene aquí a cuento. Pero su texto rebosa de… tengo que decirlo, ¡indirectas! Así usted no deja que Vittorio cuente nada sobre esos minutos decisivos en el almacén de contrabando, después de que ambos se hayan echado completamente desnudos en el heno aromático.

Wolf Haas Esa discreción va con él. ¡No es ni de lejos una indirecta!

Suplemento literario Una indirecta del silencio que lo dice todo. Kowalski hace como si aparte de las “señales con golpes” no hubiera pasado nada.

Wolf Haas
Él habla sobre las señales con golpes porque precisamente fueron lo decisivo, lo que sucedió en esa situación.

Suplemento literario Naturalmente también soy de la opinión que las señales con golpes son lo decisivo. Sólo es que son otras señales con golpes las que incluso un sordo poco esclarecido puede escuchar en su novela.

Wolf Haas Vaya, poco a poco me temo de verdad que usted oye crecer la hierba.

Suplemento literario Volcanes saliendo a chorro, un insistente toc toc toc, todo eso cosas que no van acompañadas de besos, señor Haas.

Wolf Haas No, vaya, las señales con golpes, no estaban pensadas en este sentido. Eso sería embarazoso.

Suplemento literario No entiendo porque no lo admite simplemente. ¿Tiene usted miedo de que le supongan un complejo de desvirgación? Entonces no debería haber escrito el libro. Señor Haas, en los minutos en los que el señor Bonati golpeaba desesperado a la entrada cerrada de su almacén de contrabando qué pasó entre los dos niños?

Wolf Haas Por mí que no sea. Si lo quieres saber a toda costa, te puedo revelar cómo fue de verdad. Pero antes tienes que apagar el aparato de grabación.

Suplemento literario Venga, me lo puedes contar también así. Simplemente lo deja fuera si no quieres que salga.

Wolf Haas Mejor apaga, entonces te puedo contar de verdad todo.

Suplemento literario Bueno, pero en cualquier caso recuérdame que lo encienda de nuevo.

FIN

Nota: 4. Una buena idea, se queda en sosa.

El clima desde hace quince años
Wolf Haas

Traducción de Rosa Ribas
Roca Editorial

Anuncios