Etiquetas

[página 89]
The Other Side of the Wind: un film-testamento

Entre 1970 y 1975, Welles trabajó en un film que habría debido convertirse a un tiempo en una especie de testamento y en una suma cinematográfica, The Other Side of the Wind, con John Huston en el papel de un cineasta de Hollywood al final de sus días. Así es como el propio Welles describía la trama y su significado. “Este film se ha concebido para ser totalmente diferente a todos los que se han rodado anteriormente. En realidad se trata de dos filmes que se desarrollan en paralelo y a veces simultáneamente. El primero cuenta las últimas horas de vida de J. J. Hannaford […]. Ecléctico como Hawks (y sin embargo poeta), poético como Ford (pero menos sentimental), Jake Hannaford pertenece a su generación, pero no a su mundo. Como Rex Ingram, hoy casi olvidado, Jake fue un vagabundo. Rodó la mayor parte de sus filmes lo más lejos posible de los estudios de California […] La ocasión de hacer esta película la proporcionó una fiesta que por su cumpleaños ofreció una de sus más antiguas y fieles amigas […] Zarah Valeska. Zarah había decidido que era el momento de que las nuevas generaciones de la profesión conocieran a Hannaford y hablaran con él, pero en ese sentido, y en todos los demás, la fiesta fue un fracaso. Y esta película es la historia de un fracaso […] El segundo film, que se mezclará con el documental sobre el último día de Hannaford, es la verdadera película realizada por Jake, en la que trabajaba antes de morir y que se proyecta a los invitados en la sala de proyección privada de su rancho. La acción de este film forma parte del documental sobre la fiesta de cumpleaños, a pesar de ser autónomo. Cuenta una historia separada, la sencilla historia de un chico y una chica, y está concebida como una especie de sueño. El propio Jake habría rechazado la expresión “relato surrealista”, pero hemos de emplearla para comprender su significado. Tras una serie de aventuras, el héroe y la heroína se instalan en las ruinas de lo que antaño fuera un estudio de cine […] en un mundo extraño e irreal, donde nada es verdad, y nunca lo ha sido, y donde la misma ilusión de la realidad se transforma en polvo. Antes de llegar a esta fase del film, hemos comprendido que Hannaford, como cineasta pero también como hombre, está muy cerca del fin de su trayectoria. Lo que no sabemos es si él ha deseado o no ese fin […]. Este hombre tenía muchas máscaras. En su fiesta de cumpleaños, los periodistas trataron de arrancarle la máscara. ¿Lo lograron? Acaso el verdadero misterio no tiene que ver con la naturaleza de su muerte, sino con su propia naturaleza humana, la verdad definitiva de este hombre como artista, como fabricante de máscaras”.

FIN

Nota: 5 (poco volumen para tanto Orson)

huston_welles_bogdanovich.jpg

 

El libro de Orson Welles. Colección grandes directores.
Paolo Mereghetti
Traducción: Antonio Francisco Rodríguez Esteban

Cahiers du Cinema-El País, 2007

Orson Welles en Miradas de Cine

Anuncios